Andrea Reinoso – Autorretratos

Soy una identidad en de-construcción, construcción y re-construcción, una corporalidad atravesada por la culpa, la negación, el amor, el dolor, los sueños y la magia. Desde ese escenario construyo una posibilidad.

Serie: TRES MOMENTOS

Día 1

El ají es un corazón. Si lo tocas y luego te toca, pica, si juegas con él y luego te toca, pica; si te alimentas de él, por dentro, mientras te recorre todo el cuerpo, pica; a veces la picazón gusta, otras veces molesta y en otras ocasiones hasta llega a doler. Y aun cuando se seca, cuando esta viejo, no deja de picar. Igualito es el amor.

De derecha a izquierda (dedicatorias):

Corazón 1: a ese cobarde que me alienó durante dos años. Como me lastimaste infeliz.

Corazón 2: Las cuerdas se rompen por desgaste también, y ningún nudo aguanta un estirón fuerte después de eso.

Corazón 3: los amores clandestinos son una bestia !

Ají: al que le di un frasco de vidrio con un ají adentro. Creo que el mensaje es claro.

Amores

Amores

Día 2

La negación al otro es peor que matarlo, porque si lo niegas es que no existe y no puedes matar algo que no existe.

Ahí están, los miedos, los cucos. Y lo peor es que una los va llevando a todos lados y más grave aún, a veces, no nos dejan ver bien las cosas.

Miedos

Miedos

Día 3

  • Andrea (le encantaría que le hubiesen llamado Manuela)
  • 27 años (ha vuelto a nacer 3 veces y no necesariamente después de accidentes físicos, los accidentes amorosos son peores).
  • Leo
  • Feminista: llegue acá no por la teoría sino por un hecho vivencial.
  • Herman@s de sangre: 1
  • Herman@s de la vida: much@s
  • Adicciones: fotografía, música, bañarse todos los días, libros, verse al espejo, cine, bielas, sueños, morderse las uñas, leche chocolatada, mentas…
  • Labios conocidos: 36
  • Heridas de guerra: tres bien marcadas… el resto se han curado con música, par lecturas, par abrazos, par bielas y dos que tres temporadas de demencia.

La conocí un día de julio hace 26 años nueve meses que coincidimos en el mismo hábitat húmedo del q fuimos expulsadas para enfrentarnos a la batalla más compleja que existe… la vida

Sueños

Sueños

BODEGÓN

Que si yo fuera un bodegón, ¿Qué cosas pondría en él?, era la práctica. Y bueno pensé en qué es lo que llevo conmigo siempre que viajo a algún lado, qué es eso que nunca olvido, eso que siempre se “empaca” en la maleta. Y eran los recuerdos de los amores….

Bodegón

Bodegón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s